Translate

viernes, 13 de enero de 2017

Una nueva vuelta de tuerca en la ideología de género


Un perverso caso de ideología de género: un hombre de 46 años deja a su esposa y siete hijos porque se siente ‘una niña de 6′

Imagen relacionada


Stefonknee Wolscht es un transexual que, antes de ‘transformarse’ en mujer, se llamaba Pablo y estaba casado. Una familia lo adopta y lo cuida como a un hijo más… de 56 años (los que tiene ahora biológicamente), aunque él dice tener 6 (en la foto aparenta más).


Se trata de una nueva vuelta de tuerca en la ideología de género: de la transexualidad a la ‘transedad’.

Esta ‘edificante’ noticia confirma que la ideología de género pretende destruir la familia, como ha hecho este hombre con la suya.

Stefonknee Wolscht (en la imagen) es un transexual que, antes de transformarse en mujer, se llamaba Pablo y estaba casado. A los 46 años de edad, Wolscht abandonó a su esposa y sus siete hijos para vivir lo que considera su vida “verdadera”, informa El Español.

En una entrevista en The Daily Xtra, Wolscht detalla su lucha por convertirse primero en una mujer y, después, en una niña de seis años de edad que habita en un cuerpo de un hombre de más de 50 años.

“Hay días que me olvido de mi pasado”, dice Wolscht, satisfecho del cambio que se ha

producido en su vida. “No puedo negar que me casé. No puedo negar que tengo hijos”, admite tras explicar que lo que le motivó a “volver a ser un niño” fue que “no quería ser un adulto en ese momento”.

Con este cambio de vida, Wolscht afirma que también han desaparecido sus pensamientos suicidas. Ser una niña pequeña le ha devuelto las ganas de vivir y, a su juicio, funciona mejor que “cualquier medicamento”.

Ahora Wolscht vuelve a tener un padre y una madre. Una familia le adoptó y le ha dado “el apoyo necesario” para seguir adelante con su nueva vida. “Tengo una mamá y un papá, que están totalmente cómodos con que yo sea una niña. Y sus hijos y sus nietos me apoyan”, prosigue Wolscht.

Wolscht, que apareció en un documental de larga duración en una iniciativa llamada Proyecto Transgénero, explica que se lleva muy bien con su nueva hermana de siete años: “Hace un año, yo tenía ocho años, y ella tenía siete y me dijo: ‘Quiero que seas la hermana pequeña’ y yo dije ‘Bueno, no me importa pasar a seis años’.Así que tengo seis desde entonces“.

Este hombre, conviene recalcarlo, ha abandonado a su mujer y a sus siete hijos. Lo cual, por mucho que se sienta una niña de 6 cazando mariposas por los jardines, es una grave irresponsabilidad.

Así que esta noticia confirma lo que ya hemos dicho en ocasiones. La ideología de género tiene el objetivo de destruir la familia. El de Wolscht es un ejemplo claro, pues él ha destruido la suya.

La ideología de género -que propugna que cada uno puede elegir su sexo con independencia de su biología y, ahora, también de su edad y hasta de sus responsabilidades civiles- es una de las obsesiones delNuevo Orden Mundial y busca implantarla en todo el mundo. Porque si es una anécdota ser hombre o mujer, entonces la familia no tiene sentido. O sea, busca destruir la familia. O dicho de otra forma, quiere romper el esquema: “matrimonio-amor-sexualidad (varón y mujer)-procreación”.

José Ángel Gutiérrez
joseangel@hispanidad.com


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada