Translate

domingo, 8 de enero de 2017

Las comunidades eclesiales protestantes principales están en problemas


Las comunidades eclesiales protestantes liberales están muriendo y las conservadoras están prosperando

Un informe de 2015 del Centro de Investigación Pew encontró que estas congregaciones, una vez un pilar de la religión estadounidense, se están reduciendo en alrededor de 1 millón de miembros anualmente.


(InfoCatólica) Las comunidades eclesiales protestantes principales están en problemas: Un informe de 2015 del Centro de Investigación Pew cuyos hallazgos fueron publicados por The Washington Post encontró que estas congregaciones, una vez un pilar de la religión estadounidense, se están reduciendo en alrededor de 1 millón de miembros anualmente.

Frente a este inquietante desarrollo, los miembros del clero han hecho varios esfuerzos para revivir la asistencia a la iglesia. Fue hace casi 20 años que John Shelby Spong, obispo episcopal de Estados Unidos publicó su libro «¿Por qué el cristianismo debe cambiar o morir?» que pretendía ser un antídoto a la crisis de la disminución de las principales comunidades eclesiales. Spong, como teólogo liberal sostenía la tesis de que las congregacionescrecerían si se «modernizaban» y transformaban junto con los tiempos cambiantes.

La tesis de Spong se popularizaron entre muchos de los más prominentes líderes protestantes pertenecientes a las iglesias Metodista, Evangélica Luterana, Presbiteriana (USA) y Episcopal. El trabajo de Spong también ganó el favor de los académicos.

Karen L. King de la «Harvard Divinity School» llegó a alabar el trabajo de Spong en una reseña del libro en donde afirmó que «debería ser de lectura obligatoria para todos los interesados en enfrentar los desafíos intelectuales y espirituales de la vida religiosa a finales del siglo XX».

El profesor de divinidad de Harvard y teólogo liberal Harvey Cox dijo que «el trabajo del obispo Spong es un logro significativo», y, de hecho, el propio Cox hace mucho tiempo reflexionó sobre la tarea de cambiar el cristianismo para satisfacer las necesidades del «mundo moderno».

De esta manera la teología liberal fue infectando el protestantismo mientras fue predicada durante décadas en los principales seminarios protestantes y a la vez predicada desde sus más importantes púlpitos. Su permanente «atractivo» para los miembros del clero es que le da una «respetabilidad intelectual» a las ideas religiosas que, en la superficie, podrían parecer inverosímiles para el público moderno.

..........


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada